Grado de dificultad: 2 (No hay vara mágica).

Columnista: Roberto

Continuamos nuestro análisis de estas nuevas reglas.

En este momento, el único reglamento realmente vigente es el RGPD europeo. Su copia americana será muy similar, así que podemos empezar por analizar lo que ya existe.

Nuestro tono será un tanto sarcástico, porque el término de “protección” es engañoso.

Además, nos parece un tanto paradójico que seamos nosotros, los que tengan que informar y justificar, mientras que los verdaderos invasores se quedan quietos en la sombra …

Un ejemplo: Nuestro blog

Información sobre el uso de Cookies

Cuando se conectan a TMN, en la parte inferior de su pantalla aparece el mensaje siguiente:

Mensaje de Política de privacidad - Origen TMN

Si hacen clic sobre “Acepto”, este mensaje no desaparece completamente, sino que se reduce a otro mensaje:

Privacy & Cookies Policy - Origen TMN

Si no lo hacen, simplemente el mensaje permanece.

Como son iguales de quisquillosos que nosotros, se podrán preguntar por qué solo pusimos un botón “Aceptar” donde otros sitios ponen también otro para “Rechazar” (Y no lo nombran así).

La pregunta es excelente y requiere una respuesta detallada:

  • Este mensaje es una consecuencia del reglamento europeo RGPD. Es un mensaje para informar a los visitantes de los sitios de que se recolectan datos sobre ellos cuando se conectan.
  • Sin embargo, el daño ya está hecho desde el momento de conexión. Por eso, el botón “Rechazar” es solo una información más para los invasores (de nuestra privacidad).
  • Nosotros no colectamos directamente datos sobre ustedes; sin embargo, hay una entidad que, sí, lo hace, Google Analytics, que usamos para saber:
    • cuantas personas nos visitan (globalmente),
    • Cuales artículos o páginas ven (globalmente),
    • Cuanto tiempo se quedan leyendo (en otros términos, si nos lean o solo miran un segundo y se van),
    • A cuál momento del día nos están leyendo,
    • De cuales países son nuestros lectores.

Google Analytics un “invasor” omnipresente

Las informaciones anteriores son globales (AKA no necesitamos saber más, a menos de que ustedes, individualmente, nos hagan preguntas o comentarios).

La inmensa mayoría de los sitios web usan esta misma herramienta, porque es gratuita y muy eficiente para obtener datos de tráfico.

Sabemos, sin embargo, que esta entidad puede recolectar muchas más informaciones sobre ustedes.

Entonces, pueden notar el dilema:

No recolectamos ninguna información individual sobre ustedes

Sin embargo, nos encontramos en la posición de informarles de un elemento potencialmente invasivo, mientras que Google Analytics no les informa de nada.

Es más: Google Analytics tampoco nos informa a nosotros de los datos que recolectan.

Por cierto, ¿cuáles datos pueden recolectan? Sin saberlo con exactitud, lo podemos deducir:

Si ustedes usan un smartphone con sistema operativo Android, tienen una cuenta Google activa, que chorrea datos.

Son estos que Google Analytics recopilara, por deducciones cruzadas. Por lo general, son inocuas, pero pueden ser peligrosas en ciertas partes de mundo.

Nota: No es la herramienta más invasiva. Las herramientas de gestión de publicidad (como Google Ads) lo son mucho más, y generan una polución visual desagradable.

Informar, no proteger

En la actualidad, TMN no tiene ninguna obligación: muestro origen geográfico no está en la Unión Europea.

Lo hacemos porque consideramos importante informar a nuestros lectores (no importa su ubicación).

Y es la esencia del RGPD. Si visitan el sitio en español dedicado a explicar este reglamento:

https://rgpd.es/

… Podrán creer que este reglamento les trae alguna protección.

Seamos lucidos: el RGPD no nos protege. No tenemos ningún poder de verificación de la efectividad de las acciones tomadas por las empresas recolectoras.

Piénsenlo durante dos segundos (no se necesita más): si una empresa recolecta datos, ¿Qué nivel de credibilidad tiene en cuanto a sus promesas de proteger los datos que son su fuente de ingreso?

El principal interés del RGPD es permitirnos ser informados. Y eso es mucho más de lo que teníamos anteriormente.

Protegerse seguirá siendo problema de todos nosotros. Hay maneras de hacerlo, se lo explicaremos en el próximo episodio.

Parte 1

CCPA y RGPD – “Informar”

Parte 3