Grado de dificultad: 1 (las bicicletas son más fáciles de manejar que los automóviles).

Columnista: Roberto

“Time to ride the future”

Eslogan publicitario de VanMoof

Una notica curiosa llegó de Francia.

Se trata de una simple publicidad para bicicletas eléctricas, que acaba de ver su difusión prohibida por un organismo de regulación.

Este incidente extraño (y un tanto patético) es revelador…

Una publicidad “inconveniente”

Empezamos por el inicio: VanMoof es un fabricante holandés de bicicletas eléctricas de lujo.

Siendo la bicicleta eléctrica un producto de moda, es muy normal que las marcas difundan publicidades para vender sus productos.

La publicidad es la siguiente:

Video disponible en el canal YouTube de VanMoof

Este video fue rechazado por la ARPP (“Autorité de Régulation Professionnelle de la Publicité”).

Este organismo francés (traducción al español: Autoridad de Regulación Profesional de la Publicidad) pretende volver la publicidad más “ética”.

Si no han entendido la razón de la interdicción, júntense al club: nadie entendió, inicialmente.

Esta razón existía, sin embargo. Según la ARPP, esta publicidad estaría “desacreditando al sector automóvil … Mientras crea un clima de ansiedad”.

La citación completa es la siguiente (en francés):

« Certains plans présents dans les reflets de la voiture apparaissent, à notre sens, disproportionnés et jettent un discrédit sur tout le secteur de l’automobile en le mettant seul en cause : plan d’usines/cheminées et d’accident (voiture retournée/sirènes) tout en créant un climat anxiogène »

Emoji Sorpresa y verguenza - Origen WhatApp

Sí, nosotros también…

Nota 1: VanMoof, por supuesto, hizo pública la decisión (en su contra):

Le spot publicitaire de VanMoof interdit de diffusion en France

Nota 2: Obviamente, la decisión provocó un efecto Streisand con esta publicidad, que se volvió viral en Europa (en Francia, sobre todo).

Las bicicletas de la discordia

Pocos años atrás, esta publicidad no hubiera, siquiera, sido notada. Pero el ambiente cambió.

Desde el inicio de 2020 y de la pandemia, ya dos empresas petroleras grandes, BP y Shell, anunciaron perdidas récord:

Shell Is the Latest Oil Company to Do a Belly Flop

Los resultados de las demás no están conocidos (pero no deben ser mucho mejores).

Sobre todo, hay una inquietud en el sector petrolero, que se preocupa de que la recuperación “no sea completa”.

Lo mismo ocurre con los constructores automóviles:

It Ended Up Being As Bad As We Thought

Esos, sin decirlo claramente, están preocupados por un fenómeno que solo esperaban para el horizonte 2025: la transición hacia la propulsión eléctrica.

Parece que esta transición ocurrirá mucho más temprano de lo que pensaban…

Y no están listos: el precio de los automóviles eléctricos sigue alto, mientras que los clientes ya han realizado el salto psicológico.

Al contrario, el sector de las bicicletas y patinetas eléctricas (más alcanzables) va muy bien (demasiado).

Así que esta publicidad pone sal en la herida, invitando a los eventuales clientes a invertir en productos urbanos más económicos que los automóviles.

Nota: técnicamente, es el propósito de una publicidad…

Se nota el pánico en esta decisión de veto. Para nosotros, es una revelación, que viene confirmar noticias recientes que estábamos interpretando.

Header Kirabytes