Grado de dificultad: 1 (La cuarentena es más que una medida teórica).

Columnista: Roberto

Rutina de llegada a casa

Ayer, nuestra médica personal (vive en nuestra casa), regreso del hospital después de su turno.

La primera cosa que suele hacer al entrar a la casa es rociar su mochila y sus zapatos con alcohol.

Luego, se desviste, dejando su ropa en una caneca cerca de la entrada, y se dirige hacia el baño, a tomar una ducha.

Noté, sin embargo, que el rociado que ejecutó fue más cuidadoso que de costumbre…

Este mismo día, recibimos un paquete, una compra que ella hizo: una pantalla facial transparente:

Pantalla de protección facial - Colección TMN

… Que compró de su propio bolsillo …

Ella aprovechó para mostrar su dotación actual de trabajo, que incluye gafas:

Gafas de protección - Colección TMN

Comentario de ella: estas gafas no le permiten ver bien cuando intuba a un paciente, “se ve borroso”.

Mi comentario: sus pacientes son niños (ella es pediatra).

En palabras claras, intuba, en este momento, a niños en cuidados intensivos … Es, probablemente, por esta razón que prefirió probar otra solución.

También incluye el muy famoso respirador de 3M (la foto que encabeza el artículo). La foto oficial de 3M es la siguiente (con sus capsulas de filtración)

Respirador de mascara de-gas 3M 6200 - Origen 3M

Se lo puso para mostrarnos. Después de pocos segundos con este instrumento en la cara, le quedaron marcas en los cachetes y la nariz.

Los medios de comunicaciones muestran muchas fotos de médicos con estas cicatrices características.

Enfermeras y medicas en Madrid - Origen El Español

Foto mostrada en el artículo de El Español

Como le hice el comentario, ella nos precisó que necesitaban pegarse “foam” en la cara para protegerse.

Cinta quirúrgica 3M Microfoam - Origen 3M Medical Supplies

Respetamos a nuestros médicos

Un día anterior, sentada con nosotros a la hora de la cena, hizo casualmente el comentario de que planeaba ir a hospedarse en un hotel, “para estar más cerca del hospital, y no malgastar tiempo y transporte”.

¡Sí, claro! Es una manera muy diplomática de decir que, dentro de poco, ella estará en una zona de peligro alto, y que no quiere infectarnos.

Es joven, mujer, y en un entorno altamente vigilado. Son tres argumentos que juegan en su favor.

Sin embargo, sus comentarios casuales empiezan a preocuparnos. Indirectamente, nos dijo que su probabilidad de quedar infectada estaba subiendo.

La justificación de la cuarentena me pareció, de repente, brutalmente real.

Respetemos las reglas de aislamiento social, es la mejor manera de respetar a nuestros médicos.

Se lo debemos.

Video conseguido en el canal YouTube de NBC News

Última nota,  a propósito del video: no nos equivoquemos. La persona que dice estas horribles palabras lo hace por desespero.

Prefiero verlo así.

Header Kirabytes