Grado de dificultad: 1 (Esta interesante técnica es, además, fácil de entender)

Columnista: Roberto

Hablemos de una técnica que, discretamente, se está abriendo paso al lado de audífonos más convencionales.

Nota: es un artículo informativo (no un publirreportaje) porque la idea nos parece útil en nuestra categoría Hardware.

“¿Oír por conducción ósea?”

Un fenómeno conocido desde el siglo XVI

La conducción ósea es una técnica que apareció desde hace pocos años en audífonos. Probablemente, han oído mencionar el término anglosajón “Bone Conduction” sin entender de que se trata.

En tal caso, la reacción es evitar tales audífonos, por no saber cómo se usan.

El principio es que el sentido del oído no solo es por el conducto aéreo auditivo (vibración del témpano). También se puede lograr por transmisión de vibraciones por el cráneo.

Parece bárbaro, pero no lo es, ni se trata de un engaño.

La conducción ósea es un fenómeno fisiológico descubierto en el siglo XVI por el científico italiano Girolamo Cardano.

Él se dio cuenta de que el sonido de un instrumento de música se percibía mordiendo una varilla metálica. Era porque el cráneo transmitía las vibraciones al oído interno.

Primer uso como técnica auditiva medical

No fue, sin embargo, sino hasta el inicio del siglo XX que se empezó a aprovechar este fenómeno.

Muy lógicamente, la técnica fue utilizada a partir de los años 1920 en aplicaciones medicales. Los transductores vibrantes estaban aplicados contra el hueso mastoideo (detrás de la oreja).

Pacientes con problemas de tímpanos podían escuchar gracias a tal dispositivo.

En los años 1970, se creó un sistema un poco más invasivo: Bone Anchored Hearing Aid.

El dispositivo está atornillado al hueso mastoideo, con un excelente resultado para el paciente.

Implante de conducción ósea - Foto por Darcie Haswell

La emergencia, gracias al siglo XXI

Oír con los audífonos puestos

Para personas normales también, esta técnica tiene un interés:

Los audífonos clásicos tienen el inconveniente de tapar el oído, aislando de los ruidos exteriores …

Meme sobre audifonos tapones - Origen desconocido

Así que, a partir de los años 1980, se empezó a estudiar soluciones no invasivas. Los primeros productos fueron voluminosos y, por eso, no prosperaron.

La miniaturización llegó con el siglo XXI, y el concepto parece tomar un espacio en el mercado.

Ejemplo de uso de audífonos a conducción ósea - Foto comercial origen Shokz

Como se puede ver en la foto, la versión actual es por contacto en el hueso temporal (muy cerca al oído interno).

Conducción ósea, técnica audio emergente

Todos los modelos del mercado están (sin sorpresa) inalámbricos en Bluetooth, es decir que no son audífonos baratos.

No recomendamos ninguna marca en particular, este (interesante) producto siendo solo emergente.

Modelos “en fin de vida” se pueden conseguir a partir de 30 dólares (buscando bien). Sin embargo, el precio de modelos nuevos está por encima de $ 150.

Nota: en comparación con un diadema sofisticado, el ancho de banda audible puede ser un poco recortado.

Funcionan emparejados perfectamente a su smartphone, televisor o PC preferido.