Grado de dificultad: 1 (¿Qué harían los billonarios en caso de cataclismo? ¡Excelente pregunta!)

Columnista: Roberto

Zuckerberg y otros (futuros) sobrevivientes

Mark Zuckerberg y su bunker hawaiano

La actualidad tiene sus reales sorpresas. En el periódico francés “Clubic”, ubicamos la siguiente noticia:

Mark Zuckerberg se prépare à la fin du monde en faisant construire, dans le plus grand secret, un méga bunker à Hawaï

No se la inventaron, solo están retomando un extenso reportaje en “Wired”:

Inside Mark Zuckerberg’s Top-Secret Hawaii Compound

Hasta presentan algunas fotos que, lo reconocemos, no muestran mucho.

El proyecto del Sr Zuckerberg empezó en 2014, es decir hace casi una década. Así que no es una preocupación reciente.

El artículo de Wired indica que tampoco es especifico de Zuckerberg, aunque el tamaño del proyecto sí requiera un poder financiero de este nivel.

Esperando un apocalipsis

Parece que, desde ya un buen rato, los hiper ricos viven en el miedo de la llegada de un apocalipsis.

Podríamos hablar de Elon Musk, nuestro personaje del año, que, simplemente, quiere ir a instalarse sobre Marte. Es el propósito inicial de la nave espacial Starship de SpaceX.

Woman facepalming Emoji

Lo triste es que haya personas que lo sigan en este delirio.

Más triste aun es la posibilidad de un desastre político y social de grandes proporciones próximamente en Estados Unidos …

Sin embargo, es poco probable que la actitud paranoica de los demasiado poderosos sea enfocada en el destino de un país.

Más probablemente, se preocupan por su egocéntrica persona.

Nuestra aterradora cercania

Queda muy difícil imaginar qué pasa por la cabeza de estos ni tan humanos. El caso del velero de Jeff Bezos, que evocábamos recientemente, procede de la misma inseguridad:

  • Hacer construir (porque no lo pueden hacer ellos mismos) una costosa guarida alejada de nosotros,
  • Hacer esta guarida lo suficientemente amplia como para hospedar una elite cuidadosamente seleccionada (para evitar la soledad …),
  • Protegerse agresivamente contra nuestra aterradora cercanía,
  • Autoconvencerse de un futuro cataclismo,

Sin embargo, y paradójicamente:

  • Necesitan esclavos un personal de servicios, volviendo el alejamiento físico inoperante,
  • Tienen las mismas necesidades que nosotros: comida (y como conseguirla), aseo, desechos,

La solución a un insignificante problema

Finalmente, viene la pregunta más importante: ¿cómo se aguantarán mutuamente?

Científicos de la NASA y de otras entidades, se hicieron la pregunta de la cohabitación en un espacio aislado. Para ellos, sigue siendo una preocupación:

NASA Seals Volunteers Into Isolated Habitat For Year-Long Experiment

Pero, claramente, los Zuckerberg, Gates o Bezos ya solucionaron este insignificante inconveniente (sino sus proyectos postapocalípticos se revelarían rápidamente infiernos).

A diferencia de nosotros, ellos no tienen problemas de cohabitación y eso lo aplaudimos.

Un tiburón aplaudiendo - Origen Paramount Pictures