Grado de dificultad: 1 (Para los habituados a TMN; para los demás, es más un 3)

Columnista: Roberto

Hablemos de lenguaje en lugar de tecnología

Nuestro lenguaje es parte de TMN

El presente editorial poco tiene que ver con la tecnología y mucho con el lenguaje.

Como lo pudieron notar, todos los artículos de TMN tienen una particularidad en común:

Ponemos igual cuidado en la manera de escribir como en la elección de los temas.

Escribir y leer son ejercicios que requieren cuidado, un término poco compatible con el postmodernismo.

Así que nos sentimos un tanto pasados de moda. De vez en cuanto, sin embargo, encontramos en Internet personas que comparten nuestra actitud.

Fue, recientemente, el caso con un editorial humorístico en el Washington Post:

The word ‘But’ asks that it not appear in these sentences

La editorialista, Alexandra Petri, está acostumbrada a esta forma de humor.

Video conseguido en el canal YouTube “Harvard Magazine”

Nota: suelo leer con asiduidad sus editoriales.

“But” en inglés es “Pero” en español

El tema del editorial del Washington Post resonó particularmente para mí. “But” se traduce directamente por “Pero” en español, y siempre tuve problemas con esta destructora palabra.

En la serie “Game of Thrones”, hay esta escena (temporada 2, episodio 4) donde Jon Snow contesta a alguien:

“But” is a word that destroys everything said before it.

Traducción:

Pero” es una palabra que destroza todo lo que se dijo antes de ella.

No leí las novelas de Georges R.R. Martin. Creo, sin embargo, que esta citación tiene su marca, y comparto plenamente esta opinión.

Esta palabra, la escucho y la leo constantemente, en todos los idiomas que entiendo … Aunque, para rendirles este homenaje, los Alemanes usen el “Aber” con mucho más prudencia.

Poniendo un “Pero” a todo

Un (no tan) simple tic verbal

Donde vivo (@Colombia), se pone literalmente un “pero” a todo. Difícilmente oigo alguien armar una frase sin que contenga por lo menos uno.

Uno podría argumentar que es un tic verbal sin consecuencia. Desafortunadamente, otros “tics” vienen a confirmar que los autóctonos piensan efectivamente así.

La manera de hablar de los locales, su forma de debatir y de argumentar, es, en consecuencia, totalmente caótica. Hasta se inventaron un barbarismo: “Pero también”.

Después de un “Pero” no puede haber un “también”, porque todo lo anterior fue aplastado.

Sin embargo, trato de no sacudirlos: están en buena compañía. Franceses, Ingleses, Españoles o Gringos tienen el mismo tic verbal, tal como nos lo recuerda Alexandra Petri.

Como las teclas “Delete” y “Back Space”

Es el equivalente verbal de la tecla “Delete” en un teclado. Esta, debo reconocer que la uso mucho cuando redacto el borrador de un artículo, no su versión definitiva.

Nota: técnicamente, uso más la tecla “Back Space”, que cumple la misma función sobre pocos caracteres. El “Pero” “Delete” permite borrar toda una idea, hasta todo un artículo.

Es una costumbre civilizacional que nos destroza, junto con todas las ideas que decidimos casualmente destrozar.

Milito para que la gente entienda lo que significa “pero”. No se trata de hacer desaparecer esta palabra que tiene un significado tan fuerte. Simplemente, aprendamos su poder y evitamos abusar de ella.