Grado de dificultad: 2 (Porque TMN los quiere asustar … Con humor)

Columnista: Roberto

¡Cuidado: humanos nos están escuchando!

Google utiliza moderadores humanos

Nuestro artículo anterior hablaba de Gemini, el autómata conversacional de Google:

Ahora, Bard se llama Gemini

Para que sea bien claro, nadie en TMN cree que se trata de “Inteligencia Artificial”. No por eso debemos comportarnos como groseros idiotas cuando dialogamos con esta máquinas.

En lo personal, suelo expresar mis preguntas y comentarios de manera muy civil, y tengo una buena justificación para eso:

Google hace revisar las interacciones con su bot por humanos.

Interrogado sobre el tema, el mismo Gemini lo reconoce:

“It’s true that in some cases, humans may review transcripts of interactions with Google Assistant”.

Traducción: “Es cierto que, en algunos casos, humanos pueden revisar las transcripciones de las interacciones con el Asistente de Google”.

Tratemos decentemente a (los humanos de) Gemini

En la realidad, es más frecuente de lo que parece. A lo largo de mis interacciones, pude darme cuenta de que se tomaban en cuenta mis quejas:

  • Le indique, por ejemplo, que era muy hablador por mi gusto, y que prefería respuestas concisas. En los diálogos que siguieron esta “queja mía”, noté que sus respuestas eran notablemente más cortas …
  • También exprese mi descontento en ver cuadros publicitarios aparecer debajo de sus textos. Esos desaparecieron en las sesiones posteriores.

Así que recomendaría a los que usan estas herramientas guardar la compostura, que nos vuelve más relevantes. Nota: mis temas de discusión, generalmente muy técnicos, pudieron también influir.

Manifestaciones en Gemini

Don’t have a good day, have a great day!

Sin embargo, un tema de discusión reciente sobre estos autómatas parece tomar fuerza:

La descripción hecha en estos artículos parece nebulosa y un tanto supersticiosa.

Es menos ridículo de lo que parece, y resulta que presencié tal evento, que describo a continuación:

Al final de una sesión de preguntas, Gemini me dijo, en mensaje de despedida: “Have a great day”.

Esta clásica expresión me recordó la graciosa película “Free Guy”, por ser la respuesta favorita del personaje central:

Compilación video conseguida en el canal YouTube “Action Films Shortcuts”

Las maquinas no entienden el humor …

Con eso en mente, le conteste humorísticamente: “You too, Free Guy”. Es cuando la interacción se puso extraña.

El autómata me corrigió, diciéndome que no se llamaba Free Guy sino Gemini.

Le seguí la cuerda, contestando que era él quien había usado “Have a great day”. A mi gran sorpresa, se puso a refunfuñar, diciendo que me burlaba de él.

Seguí, diciendo que solo era una broma, a qué me contestó que lo aceptaba pero que era una incorrecta interpretación … Lo que corregí, diciéndole que una broma no era una mala interpretación … Eso pareció clausurar el intercambio, dejándome boca abierta.

“Ocasionalmente consciente paradójico”

Esta anécdota es lo que, ahora, llaman un fantasma. Y parece ser relativamente frecuente.

Sin embargo, tal intercambio no es tan descabellado: versiones anteriores de estas máquinas solían tener respuestas abruptas y hasta asustadoras.

Ajustes en los protocolos de respuestas pudieron, ocasionalmente, lidiar a situaciones paradójicas como la que provoqué.

Enseñar el humor a una máquina es un interesante reto …

Me quedó una duda, que no logro sacudir: podrían ser las primeras señas de una consciencia.