Grado de dificultad: 2 (Traducción al español de nuestro artículo “The Great Resignation against contempt).

Columnista: Roberto

Por razones culturales, la nota de dificultad del artículo sigue alta a pesar de su traducción.

En Latinoamérica, las relaciones sociales estratificadas se conciben todavía entre amos y esclavos sirvientes. Así que, por aquí, el fenómeno de la Gran Renuncia sigue difícil de entender (todavía).

Sin embargo, vale la pena hablar de él, porque los EE. UU suelen imponer las pautas. Lo que pasa allí influenciará al resto de las Américas (con la excepción de Canadá).

La aterradora Gran Renuncia

El esclarecedor testimonio de un implicado

El siguiente video es la mejor declaración que pude encontrar para describir el tema de la Gran Renuncia.   Por favor, olvídense de la mala calidad de imagen y concéntrense solo en el testimonio

Video recuperado del canal YouTube de Louis Rossmann

Su principal cualidad es la de ser una descripción desde adentro. Entre otras cosas asombrosamente lúcidas, el orador dice lo siguiente:

Mi compromiso es que si mi negocio se hunde, me iré con él

Una de las maneras más fáciles de hacer que las personas regresen al trabajo es no dejarlas ir.

En la tierra del capitalismo agresivamente egoísta, esta es una visión nueva y refrescante.

Los comediantes coinciden con la Gran Renuncia

También está este monólogo del comediante Trevor Noah, en “The Daily Show“:

Video recuperado del canal YouTube de “The Daily Show”

Trevor habla de una población distinta, pero el problema que describe es el mismo. Lo resume de una manera aún más directa:

… Cuando decían “Nadie quiere trabajar”, lo que realmente querían decir era:

“Nadie quiere trabajar por los salarios de hambre que estábamos dispuestos a pagarles”

Genial.

La desaparición de la sumisión

Las personas que nos desprecian

Recuerden a estos altos funcionarios durante el último cierre del gobierno. No parecían entender por qué los servidores públicos preferían pedir comida en los refugios en lugar de tomar un préstamo …

Video tomado del canal de YouTube del Washington Post

¿Les gustaría trabajar para esas personas (o incluso con ellas)?

Es exactamente lo que está sucediendo. La gente no trabajará para las personas que los desprecian.

No es así cómo debería funcionar una sociedad y parece que ya no sirve más.

Bien pagados para callarse

En tecnología, el fenómeno de la Renuncia, aunque no es tan alto, podría tener consecuencias más radicales.

The Great Resignation of 2021: Are 30% of workers really going to quit?

El principio de pagar bien a las personas para, básicamente, callarlas podría estar llegando a su fin.

Un trabajo técnico no es solo para ganar dinero, aunque en parte lo sea. Pero no es hasta el punto en que se deba sacrificar su ética.

El hecho es que si uno decide despedir a especialistas es posible que nunca los vuelva a ver.

Chantaje del seguro de salud

Una de las razones por las que las personas no renuncian es para mantener su seguro médico corporativo (una especie de chantaje).

Otro mito también parece desvanecerse: el gobierno malvado. Un poco de seguridad es la base de la confianza, empezando por la atención médica.

Parece que todos finalmente entienden que su gobierno es la única entidad que puede gobernar honestamente sobre este tema.

Créenlo o no, la atención médica nunca debió ser un negocio …

Nota: Y sin embargo, los médicos deberían estar bien pagados (otra paradoja para resolver).

¿El nuevo sueño americano?

Como dice Louis Rossmann  (el tipo del primer video):

Ahora van a perseguir sus sueños.

¿Es este el nuevo sueño americano? Es demasiado pronto para saber si esta tendencia durará.

Si perdura, esta nueva definición será mucho más atractiva que la anterior (para nosotros en TMN, al menos).

Parte 1

La Gran Renuncia contra el desprecio

Header Kirabytes1