Grado de dificultad: 1 (Tal vez un “2” porque un protocolo de comunicación entre una batería y un teléfono no es tan intuitivo)

Columnista: Roberto

Apple, victima colateral de USB-C

Un teléfono para recargar una batería …

Una curiosa noticia dio susto a los poseedores de iPhones, más exactamente del nuevo iPhone 15.

No solemos hablar en favor de Apple. Sin embargo, en este caso es la victima colateral de algo que nadie (nosotros en particular) anticipó.

La noticia llegó a periódicos especializados en tecnología, ZDNET, por ejemplo:

The iPhone 15 Pro has a weird USB-C charging problem

En este artículo, resumen muy bien el problema (traducido al español):

Un usuario de iPhone 15 Pro conectó su teléfono a un banco de energía Anker para cargarlo. En lugar de cargar la batería del teléfono, el iPhone cargó el banco de energía”.

La pregunta que surge inmediatamente es: “¿Es eso siquiera posible?” y su respuesta es “¡Sí!”:

USB-C, una norma no tan sencilla

Los hilos que transmiten la energía DC son los mismos. Y no hay, físicamente, manera de discriminar el sentido de circulación de la energía entre dos elementos interconectados.

La ocupación de un conector USB-C es la siguiente (fuente: Wikipedia):

Diagrama "Pinout" de un conector USB-C - Origen Wikipedia
Atribución en conector USB-C - Tabla 1 - Origen Wikipedia
Atribución en conector USB-C - Tabla 2 - Origen Wikipedia

Podrán pensar que los puntos relevantes son A4, A9, B4, B9 y las puestas a tierra A1 y B1.

¡Fatal error! Que también cometió Apple …

En realidad, hay más elementos, que implican establecer una comunicación:

  • El voltaje DC puede ser más alto en entrada (acepta hasta 20 Voltios) que en salida (5 voltios).

Es el caso de un cargador, cuya entrada puede variar mientras que su salida es siempre 5 voltios.

  • Misma cosa para las corrientes.
  • Los puntos CC1 (A5) y CC2 (B5) establecen la comunicación entre los dos elementos interconectados. Es así como saben quién alimenta y quién recibe la energía.

Problema: un banco de batería no tiene ningún sistema de comunicación. Es una batería equipada con un conector … Perdón: en realidad son dos conectores, uno para cargar el banco, otro para recargar los teléfonos.

La solución: comunicarse un poco mejor

En el incidente con el iPhone, el banco de batería era un ANKER, pero podía haber sido cualquier otro.

Nuestros amigos de Apple, acostumbrados a su entorno cerrado, no previeron otros proveedores.

La solución dada por ANKER fue “cargar el iPhone a través del puerto USB-A en el banco de energía”.

¡Ya! Desafortunadamente, la siguiente imagen es una captura de pantalla en el sitio web de ANKER:

Bancos de baterias ANKER para iPhone - Origen ANKER

Orgullosamente, muestran un iPhone 15. El cargadores a la izquierda dice claramente “IN/OUT” en ambos puertos USB A y C …

Al final, la culpa parece compartida: podrían haberse comunicado un poco mejor. Apple no puede pretender ignorar al más importante fabricante de cargadores para celulares ¿cierto?

Adivinamos que, detrás de cámaras, ambos lados están febrilmente trabajando en solucionar el tema.

Este evento nos recuerda que toda nueva norma implica un periodo de aprendizaje. Habrá otros incidentes.