Grado de dificultad: 1 (Parece que las corporaciones automovilísticas son la únicas que no entienden).

Columnista: Roberto

Tesla enfrenta su karma

Daños colaterales

En 2021 criticábamos decisiones gringas relacionadas con la conducción autónoma:

TESLA vende una peligrosa ilusión

Parece que el sistema de manejo autónomo de ciertos automóviles de lujo esté, por fin, debajo de la lupa.

El “por fin” de la frase anterior es porque debería haber sido el caso desde un principio.

Pero, aparentemente, las estrategias comerciales son más importantes que las reglas de tránsito y el sentido común.

AKA los automóviles son para vender antes que para manejar. #Sarcasmo

El “progreso” no se consigue sin algunos incidentes colaterales menores, ¿cierto? ¿O no?

El caso específicamente bajo la lupa es el de Tesla, cuyos daños colaterales fueron revelados:

17 fatalities, 736 crashes: The shocking toll of Tesla’s Autopilot

Una repentina epifanía

¿Cuál fue el detonante de esta repentina epifanía?

  • ¿Abusos cometidos que empiezan a ser demasiado visibles?
  • ¿Competidores que se cansaron de un evidente cierto favoritismo?
  • ¿Revelaciones de desarrolladores que ven como se los hecha el agua sucia?
  • ¿Todos los anteriores?

Seamos ecuánimes: si Tesla se mostró el más abusivo, el problema no es solo de esta corporación.

Otras están trabajando sobre el tema: Apple, Google Waymo y varios constructores de automóviles.

En particular, un reciente artículo de PCMag muestra una evolución en el discurso:

Mercedes Gets Green Light to Sell Cars With Automated Driving Tech in California

“Fake it until you make it” es todavía la regla

Mercedes no es mucho mejor que Tesla

La descripción de la autorización estatal en California evidencia severas restricciones. En particular, el manejo semi autónomo se limitaría a tramos de autopistas y a velocidades inferiores a 64 Km/h.

Sin embargo, a nosotros nos sigue sin parecer razonable: en autopistas también ocurren incidentes y accidentes.

Reemplazar el nombre de Tesla por el de Mercedes no lo cambiará. Si la marca alemana nos suena más responsable, dudamos que esté en posición de garantizar un nivel suficiente de seguridad.

¿Financiar proyectos o proteger vidas?

Un ejemplo de lo que puede pasar está en lo que ocurrió recientemente a Waymo:

Waymo Self-Driving Vehicle Kills Dog in San Francisco

Resulta que esta empresa utiliza técnicas similares a las de Mercedes. Son menos avaras económicas que las de Tesla, pero la realidad no cambió:

Un perro chiquito sigue siendo un perro, y también existen humanos chiquitos …

El lema “Fake it until you make it” sigue siendo la regla, porque lo importante es poder financiar proyectos.

Que las soluciones funcionen es secundario. #Sarcasmo, de nuevo.

Header Kirabytes1