Grado de dificultad: 1 (Traducción de nuestro artículo “Editorial : Pour une année 2024 moderne !”)

Columnista: Roberto

De vez en cuando, el hecho de ser el ciudadano francés en TMN toma cierta relevancia. El tema del presente artículo es uno de estos casos.

Un desarrollo inesperado

Continuación de otro artículo en francés

Que el primer artículo TMN del año 2024 estuviera en francés no estaba en nuestros planes. La actualidad nos lo impuso (más particularmente, me lo impusieron a mí).

El artículo anterior, “Gérard Depardieu : France décadente”, trataba de un tema que no quería dejar pasar.

En él, expresaba mis dudas sobre una sociedad a la que pertenecía antes de ir a conocer otra tierra.

Sin embargo, a la civilización que me crio (ni tan bien), le concedía el beneficio de la duda … Parafraseándome:

Esto no es razón suficiente para empujarlos bajo el tren (aunque).

Una respuesta moderna a un viejo problema

También dejaba algunas puertas abiertas:

  • Pero quizás soy demasiado duro con mi propia patria …
  • Bueno, no de todos, tranquilos …

Mientras expresaba mis dudas:

  • Esto no es ni una broma de mal gusto ni realmente una sorpresa (aunque fue ocultada durante mucho tiempo)
  • ¿Es la reflexión una actividad en peligro de desaparición en Francia?

Mis compatriotas acaban de tranquilizarme sobre su modernidad, la que se espera de los franceses.

El mundo de antes todavía se niega a cambiar

Una columna firmada conjuntamente por unas sesenta celebridades locales me sorprendió por su clasismo :

Affaire Depardieu : dans une tribune, des artistes dénoncent un «lynchage» du «dernier monstre sacré» du cinéma

Esta “carta abierta” (nada más) acaba de recibir una respuesta mordaz:

Contre-tribune de 8 000 artistes

Nota: Publicada inicialmente el 29 de diciembre y firmada por 200 artistas, alcanzó, la tarde del 31, 8.000 firmas

En mi artículo, escribía que:

Ver a toda esta gente aferrándose a símbolos de un pasado que vale la pena reformar es deprimente y preocupante.

Sin ninguna concertación, la contra tribuna dice:

Es la siniestra y perfecta ilustración del mundo de ante que se niega a un cambio.

Empecemos el año con optimismo

Rechazo categórico al reclamo de impunidad

Recomiendo leer el texto traducido completo. La lista de firmantes (detenida voluntariamente en 8000 aunque podría haber continuado) abarca todas las disciplinas del mundo artístico.

Y su respuesta es un rechazo categórico a la pretensión de impunidad de un monstruo que no tiene nada de sagrado.

Por otro lado, este grito colectivo también es un buen augurio para el año que viene.

Ver el mundo de antes como lo que es (sólo el pasado) y seguir adelante es un mensaje de optimismo.

Este es el mismo mensaje que transmite un magnífico videojuego, también francés: “ Syberia: El Mundo de Antes”.

Tráiler encontrado en el canal de YouTube de Microid

TMN habló extensamente sobre ello con motivo de su estreno:

El “Mundo de Antes” de Syberia IV

Nuestros mejores deseos para el año 2024.

La historia que se cuenta en este juego de aventuras es la de la difícil necesidad de tomar decisiones (activas y para nuestro futuro).

En el caso de la carta de los 8000, fue fácil tomar la decisión correcta. Esto significa que las decisiones importantes ya se habían tomado.

Me gusta la idea de que unos franceses estén mostrando el camino hacia un nuevo modernismo.

También me gusta la idea de un año 2024 orientado hacia el futuro. Este es el deseo de TMN para sus lectores al inicio de este nuevo año (que comienza con uno tono optimista).

¡Nuestros mejores deseos para todos ustedes!

Editorial: ¡Que 2024 sea un año moderno!